viernes, 1 de marzo de 2013

UN HADA EN MI HABITACIÓN





Elegimos una imagen que nos guste, en este caso, adivináis quién es?

La recortamos con todos los detalles.





La calcamos en papel adhesivo del color que queramos, en este caso, como no, es rosa, pero rosa rosa.
















La recortamos, con cuidado.
















     Y la pegamos para que descanse, en el interruptor o donde mas nos guste.





Además de decorar también sirve para tapar pequeños agujeros que tengamos en la pared o alguna mancha de dedos de las imposibles de quitar.

Esta idea es de Pilar, de Por cuatro cuartos, que con su permiso, la llevé a la práctica. 

Espero que os guste.

9 comentarios:

  1. Muy chula, doña Campanilla. Rosa, rosa!

    ResponderEliminar
  2. Gracias. No podía ser de otro color, jaja.

    ResponderEliminar
  3. Hola Sonia, soy Pilar de Por cuatro cuartos. El hada te ha quedado estupenda y con ese color tan...tan...ta....¡vibrante!!! ja jaja. Me gusta mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar, y gracias por la idea.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. La tengo de ayudante, vigilando, jeje. La verdad quedó muy chula.

    ResponderEliminar
  5. muy original.Carmendome

    ResponderEliminar
  6. me encanta!!! que buenas ideas me estas dando jeje

    ResponderEliminar